Melante

Volver

Melante

Melante

Melante es un vino para ese momento tranquilo tras la comida, para la conversación y el reposo, que se puede tomar con pasteles, bombones, e incluso melón, pero que también es un postre en sí mismo. Pura repostería líquida.

¿Cómo sabe este vino?
Es un vino aterciopelado, sedoso, meloso, pero a la vez es un vino fresco.

¿Cómo tomar este vino?
Muy frío, entre 6 y 8 grados.

¿Cuándo tomar este vino?
Ideal para acompañar las largas conversaciones de sobremesa.

¿Con qué tomar este vino?
El Melante lo hemos combinado con hojaldres, pasteles, bombones… y con todos ellos, el postre se convierte en toda una experiencia. Pero también marida perfectamente con la fruta madura (pera, melocotón, naranja, piña). Pero la combinación más sorprendente es la que, “un gran día”, nos propuso nuestro colega y ‘chef’ Pedro Muzquiz: Melante muy muy frío con un melón bien maduro, espectacular.

Ley sobre cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR