La Indicación Geográfica Protegida Valles de Sadacia se crea en 2003 bajo la presidencia de José Miguel Arambarri Terrero, impulsor del movimiento que ha producido una verdadera revolución en los vinos blancos de la Comunidad Autónoma de La Rioja en los últimos años.

La IGP Valles de Sadacia está especializada exclusivamente en vinos blancos y su objetivo es potenciar la imagen de calidad e innovación de los blancos de La Rioja. Es un espacio abierto e innovador que posibilita el desarrollo de algunas de las tendencias que se han mostrado como grandes oportunidades en el mercado de los blancos.

Actualmente el ámbito geográfico de Valles de Sadacia comprende cuatro de los siete valles riojanos: Iregua, Leza, Cidacos y Alhama. En suma, un paraje de una singularidad excepcional declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO en 2003. Sin embargo, la vocación de la IGP Valles de Sadacia es la de ampliar esta superficie a municipios de la Comunidad Autónoma de La Rioja que cuentan con cualidades para cultivar variedades blancas y que, en algunos casos, no están amparados por la DOC Rioja.